Historia

Este encuentro fue la realización de un sueño que tuvieron tiempo atrás los aspirantes a ser Naciones-unidas-del-espiritu (6)guardianes de la naturaleza. Quienes buscaban ser apoyados en sus actividades y forma de pensar, respaldados por la guía de los sabedores ancestrales. Estos aspirantes escucharon las declaraciones de los abuelos y abuelas de distintas etnias y culturas, tiempo atrás, sobre la caótica situación del mundo y los consejos para solucionar los diferentes problemáticas ambientales; basados en sus tradiciones y conocimientos.

Este esfuerzo en reunir los diferentes saberes ancestrales fue recibido como un alivio, y más aún, con el respaldo dado por los líderes ancestrales de forma colectiva, al unirse en las Naciones Unidas del Espíritu; en el cuarto día de la celebración en el  templo del corazón de la Madre Tierra, se manifestó el sagrado recuerdo en los rezos de los abuelos y abuelas presentes para crear esta nueva plataforma, que representa los intereses de todos.

En el último día de la KIVA, en Granada- Cundinamarca (ubicada a una hora de Bogotá- Colombia) se firmó con el sagrado ambil del tabaco, el mensaje para la humanidad; más que un mensaje, es una invitación para ser un activista, representante y defensor de las Naciones Unidas del Espíritu. Esta noticia fue recibida con gran entusiasmo y alegría, llenando el vacío que había sido creado por la carencia de unión entre los pueblos, aprovechada por los intereses mezquinos de las poderosas corporaciones que ha menudo abusan y causan desunión entre las diferentes comunidades milenarias preocupadas por el planeta.

Además, organizaciones internacionales del medio ambiente como Avaaz, Navdanya, entre otras, han publicado estudios sobre la emergencia ambiental, que inspiraron a los activistas a realizar diferentes esfuerzos en establecer los derechos de la madre naturaleza a través de la ley de origen, que aseguran el cumplimiento de esta misma ley; protegiendo el planeta del cambio climático y a  los pueblos ancestrales oprimidos.

La unión en diversidad promulgada por las Naciones Unidas del Espíritu, se basa en el amor y el respeto enfocándose en las áreas de las necesidades colectivas, fortaleciendo la interculturalidad y la armonía entre los pueblos. En el amor nunca se olvida que una constelación cósmica tiene la capacidad de ubicar perfectamente a cada estrella y como el círculo del agua que humedece la tierra y facilita la vida en ella, la diversidad protege las culturas ancestrales, que son  el fundamento para generar un gran impacto en el mundo, contra aquellas fuerzas que han creado las dificultades entre los pueblos.

El documento de la constitución de las Naciones Unidas del Espíritu fue elaborado después de muchas noches de meditación y reflexión en la rotonda. Este lugar fue aceptado por los abuelos como sitio histórico donde se encontrarían los integrantes de diferentes culturas y etnias. Para así, obtener la guía de las autoridades ancestrales. En el momento de la firma de los abuelos, apareció el Alcalde de Granada Cundinamarca con su esposa, siendo los primeros en firmar el acuerdo y recibiendo simbólicamente el mensaje de las abuelas y abuelos en la formación de las Naciones Unidas del Espíritu.

El documento fue inmediatamente impreso con el objetivo de  acompañar las actividades culturales y la difusión de aquellos que se suscriban a las Naciones Unidas del Espíritu. Este plan fue hecho con el propósito de utilizar los medios de comunicación, para la masiva difusión y traducciones a favor de nuestra madre tierra. Pedimos a todos quienes lean este mensaje de suscribirse al  acuerdo y de difundirlo por todos los medios posibles.

Share This: