280.000 Indígenas guaranís viven en cuatro países

126

280.000 Guaraníes viven en cuatro países, dice una investigación presentada en ATL el 27 de Abril, 2017.

Gente Mbyá Guaraní, Río Grande del Sur. Créditos Renato Santana/Cimi.

¿Usted sabe cuántos indígenas guaraníes existen en el mundo? De acuerdo con el Mapa Continental Guaraní, por lo menos 280.000 personas a lo largo de mil cuatrocientas comunidades en cuatro países diferentes – Argentina, Bolivia, Brasil y Paraguay. Todos ellos comparten un lenguaje y una cultura común. El resultado de este trabajo fue presentado el jueves 27 de abril, a las 19:00 horas, en el 14° Campamento Tierra Libre (ATL) el cual concluyó el 28 de Abril, el mayor campamento Tierra Libre de la historia!

En tres años de investigación, un equipo voluntario de más de 200 indígenas, indigenistas, y estudiosos censaron el territorio y demografía de la mayor población indígena de las tierras bajas de América del Sur.

El resultado de la investigación se presento públicamente en dos formatos: una publicación impresa del Mapa Trilingüe – Portugués, Español Y Guaraní -, acompañado de un libro, y una versión digital del material en portugués.

Los más de 280.000 guaranís están distribuidos en 1461 comunidades, aldeas, vecindarios urbanos o familias nucleares en los cuatro países. La mayoría de la población Guaraní – 85.000 personas – viven en Brasil, seguidos por 83.000 en Bolivia, 61.000 en Paraguay y 54.000 en Argentina. De acuerdo con la investigación, en los últimos veinte años, los guaranís están en proceso de crecimiento poblacional, implicando grandes niveles de fecundidad.

Usando datos obtenidos hasta la fecha, el mapa indica donde viven, cómo llaman a los lugares donde viven, cuántos son, y cuáles son los ecosistemas naturales en los que la población Guaraní vive.

Para los organizadores del Mapa, este censo ayuda a entender la “extraordinaria capacidad demostrada por parte de los diversos pueblos Guaraníes de mantenerse Guaraní después de cinco siglos de intensa presión colonial”. Transitando de la costa atlántica a la región pre-andina, los Guaraníes se mantienen vivos, “como protagonistas del presente y constructores del futuro”, actualizando y desarrollando nuevos modelos de asentamientos en sus territorios ancestrales, ahora cortado por las actuales fronteras de los distintos estados nacionales.

En este sentido, el Mapa muestra las condiciones en las cuales los Guaraníes viven en relación con los Estados, teniendo como extrema, la grave realidad de la espoliación y el conflicto con los productores de soya, caña de azúcar y ganado en Brasil, y las experiencias en Bolivia, donde los Guaraníes conquistaron el reconocimiento de la mayoría de sus territorios tradicionales.

La investigación servirá como herramienta para los indígenas Guaraní en sus demandas de territorios y políticas públicas que respeten su autonomía como pueblos viviendo en diferentes países pero unidos por el lenguaje, cosmovisión, historia y cultura.

De acuerdo con Bartolomeu Meliá, el antropólogo y editor del libro Mapa Continental Guaraní, la investigación apunta a “fortalecer la resistencia de los Guaraníes y reafirmar su dignidad hacia aquellos que quieren excluirlos”, refiriéndose a la violencia cíclica de la sociedad no-indígena hacia los pueblos Guaraníes.

En adición, Meliá argumenta que “la cultura y economía Guaraní son propuestas concretas para otro tipo de sociedad”, y que la sociedad colonial puede aprender de los nativos: “después de todo, lo pueblos no-Guaraníes también pueden vivir un Ñande Reko – una nueva forma de ser, más justa e igualitaria, más pacífica y libre”.